apoyo al proyecto nacional y popular

transcribimos completa, consideramos clara y precisa, esta respuesta apresurada a una pregunta por internet  x Luis Amman *

Estamos seguros que dentro del capitalismo no hay solución. El capitalismo -escribiendo muy de prisa- es el antihumanismo: tiene como valor central al dinero y la economía se basa en la explotación del hombre por el hombre, la cosificación de muchos seres humanos que son considerados mano de obra barata por unos muy pocos que obtienen los beneficios, no sólo materiales. Para dar vuelta esta situación se necesita un cambio de fondo en la estructura social, o sea una verdadera revolución en su sentido exacto.

El tema a considerar es que los pueblos no producen una revolución a cada momento y mientras se crean las condiciones y hay gente preparándose para aprovechar una coyuntura histórica, hay que seguir actuando políticamente, hay que posicionarse en cada momento. Esta ubicación puede ser cerca de las masas, de sectores populares activos, de los emprendimientos barriales, cooperativos, sindicatos, sectores discriminados (como pueblos aborígenes, diversos colectivos gays, etcetera; o bien, no hacer nada de eso. En caso de no vincularnos a ningún otro grupo, quedan las alianzas con la izquierda donde ya hemos estado y no hay mayores -o ninguna-posibilidad de sumar. También podríamos optar por el solipsismo o por variantes de esas posturas que señalo toscamente en este correo.

Entiendo que en el caso de Argentina se apoya a un gobierno que actúa dentro del capitalismo porque está tomando medidas que los humanistas hubiéramos tomado de estar en la misma situación, y se lo hace procurando ampliar los límites que tiene el modelo. Por eso, lo indicado es  señalar las deficiencias, como el tema de la minería a cielo abierto, la revisión de  los contratos para la explotación del petróleo, el oro y otros minerales estratégicos, dependencia del monocultivo de la soja, desocupación, inflación, etcétera, lo que no significa sumarse a la propaganda que encabeza Clarín sino que el desafío es  aportar soluciones desde adentro.

Entonces, hay que distinguir la línea general válida para todo el mundo, que es la  lucha contra el capitalismo y sus expresiones imperiales (USA, OTAN; etc.) y la defensa de los puntos básicos del PH; distinguir eso, decimos,  de las tácticas propias de cada país. Por ejemplo: en Chile los logros en materia de difusión se han obtenido mediante una política de alianzas (con el centroizquierda y la izquierda), en Brasil llevamos candidatos en las listas de partidos de izquierda; en España hemos ido tanto en alianzas como solos, según las autonomías; en Bélgica formamos parte de un frente de izquierda, etcétera.

Perdón por extenderme. La línea del blog es casi textual la línea del PHI y la que está fijada en Cartas a mis amigos, las Tesis, etcétera. Pero cuando hay que llevar eso al escenario de cada país los compañeros que están en esa actividad deciden consultando a los miembros plenos.

Un abrazo

Luis

* (Secretario General – ECI – Partido Humanista Internacional)

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.