Banco del Sur

Recientemente los ministros de economía de la región latinoamericana han dado el visto bueno para la creación del Banco del Sur. Celebramos esta iniciativa que permitirá a los paises latinoamericanos acceder a préstamos en condiciones más favorables para enfrentar la crisis mundial poniéndole un segundo freno al Fondo Monetario Internacional en la región. El paso siguiente es la aprobación por las legislaturas de cada país miembro, el Frente Amplio compromete su apoyo en caso de que sus candidatos lleguen al Congreso Nacional.
Decimos que el Banco del Sur, en caso de aprobarse (y todo indica que así será) es un segundo freno al FMI porque ya los gobiernos de Argentina y Brasil cuando cancelaron simultáneamente sus deudas con el organismo pusieron un parate a sus políticas desastrozas. Cabe recordar que las políticas neoliberales, también llamadas recetas, fueron las que durante décadas permitieron el saqueo de los recursos, la producción y el trabajo de los argentinos, generando desocupación, hambre y desesperanza, que llegaron al umbral de tolerancia con la crisis a fines del 2001.
El Banco del Sur es un paso más en la integración latinoamericana que junto con el MERCOSUR, la UNASUR y los acuerdos para utilizar las monedas locales en lugar del dolar en las transacciones comerciales bilaterales son decisiones políticas de los gobiernos, incluido el de la Presidenta Cristina, que facilitan la unidad de los pueblos.

Referencias:
Compartimos con ustedes parte del texto de la nota La Nueva Suramérica de Ignacion Ramonet:
“Removida en sus cimientos por vientos de esperanza y de justicia, Suramérica ha dado también un rumbo nuevo al gran sueño de integración de los pueblos, no sólo de los mercados. Además del Mercosur, que agrupa a los 260 millones de habitantes de Brasil, Argentina, Paraguay, Uruguay y Venezuela, la realización más innovadora para favorecer la integración es la Alternativa Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA). Sus miembros han conseguido una estabilidad que les ha permitido consagrarse a la lucha contra la pobreza, la miseria, la marginalidad, el analfabetismo, para asegurar a los ciudadanos educación, salud, vivienda y empleo dignos. Han obtenido asimismo, gracias al proyecto Petrosur, una mayor cohesión energética y también un aumento significativo de su producción agrícola para avanzar hacia la soberanía alimentaria. Gracias a la creación del Banco del Sur y de una Zona Monetaria Común (ZMC), progresan igualmente hacia la creación de una moneda común cuyo nombre podría ser el sucre.
Varios Gobiernos suramericanos dieron, el 9 de marzo pasado, un paso más que parecía inconcebible: decidieron constituir el Consejo de Defensa Suramericano (CDS), un organismo de cooperación militar creado a través de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR), organización fundada en Brasilia en mayo de 2008.”
También la nota Ya está en las gateras el Banco del Sur contiene mayor detalle sobre el estado del nuevo banco.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.