UNASUR ha perdido su rumbo

Ayudamos a difundir las declaraciones de Tomas Hirsch, vocero del humanismo para latinoamérica motivadas por la reacción armamentista de los algunos gobiernos latinoamericanos por la instalación de bases militares en Colombia, Tomás sostiene que son los pueblos los que podemos detener esta carrera armamentista con la Marcha Mundial por la Paz y la No-Violencia: “Es lamentable ver como los gobiernos de Sudamérica se han lanzado en una nueva carrera armamentista desenfrenada y de consecuencias impredecibles. Si por ahora eso no se ha traducido en guerras abiertas, mañana serán otros quienes gobiernen en la región y nada asegura que no decidan empezar a utilizar sus compras actuales.

UNASUR no ha tomado un buen camino, ha seguido la compulsión de nuevo rico aumentando su poder de fuego peligrosamente. Las consecuencias son impredecibles. Se ha puesto el destino de Latinoamérica en manos de los ejércitos. Los políticos ya quedaron fuera de juego, atrapados e inmovilizados entre los ejércitos y el poder económico. La industria de armamento sigue abriendo mercado, las potencias mundiales han decidido sortear la crisis económica vendiendo armas al continente, y nuestros políticos han encontrado un lenguaje para calmar su conciencia, hablando de “renovación tecnológica”, “combate al terrorismo y al narcotráfico”, “poder de disuasión”.

Este es el escenario en que se inicia la Marcha Mundial por la Paz y la No Violencia. Sólo las poblaciones pueden detener esta locura colectiva que comienza a divisarse. No seamos indiferentes a esta acción mundial que se inicia el 2 de Octubre en Nueva Zelandia. Posicionémonos a favor de la Paz, a favor de la No Violencia, exijamos a nuestro propio gobierno el desarme y la reducción del presupuesto bélico.”
Se puede ver el documento completo en tomashirsch.org

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.